Ford Probe

Estos días de agosto en los que parece que no hay muchas novedades de las que hablar y toda la actualidad se centra en la mala situación de los mercados mundiales, a mi no me ha quedado otra que ponerme a rememorar viejos clásicos de cuando yo era pequeño.

El otro día os hablé del Opel Calibra y ayer mismo del Volkswagen Corrado. Por seguir con esta misma línea de coches deportivos que, en la época y años después, sedujeron a más de uno… hoy os traigo el Ford Probe.

El Probe es otro modelo que se creó a finales de los 80’s, pero sus años de éxito se produjeron ya en la década de los 90’s.

Ford Probe

Ford Probe

Se supone que este modelo surgió como el sucesor del Ford Capri en Europa.

Su aspecto era súper deportivo y, como sucedía con el Calibra o el Corrado, en el momento de salir al mercado fueron muy atractivos entre gente más o menos pudiente, pero con los años siguió siéndolo pero entre gente con menor poder adquisitivo que se encargaron de desprestigiar un poco el buen nombre de este modelo.

A finales de los 90’s Ford anunció un modelo que vendría para sustituir al Probe y, aseguraron que sería igual de deportivo y atractivo que su predecesor. Este modelo fue el Cougar, y a mi personalmente me decepcionó por completo porque, en su momento, no creía que el Cougar le llegara ni a la suela de los zapatos a un modelo tan espectacular como fue el Probe en aquel entonces.

Ahora os traigo un anuncio del Ford Probe en el que se publicita su versión de 24 válvulas, probablemente la mejor de todas las que existieron en este modelo.