Vettel conduciendo el Ferrari FXX K

Vettel probando el Ferrari FXX K, una de las máquinas más brutales de la firma italiana.

Está basado en el modelo LaFerrari pero cuenta con diversos ajustes que radicalizan su aspecto y su comportamiento.

Tanto la potencia de su motor de combustión como el motor eléctrico se han visto incrementados y, de esta forma, en conjunto este FXX K alcanza los 1050 CV.